domingo, 8 de enero de 2012

FRAUDE ¿existe en su empresa? (primera parte)

En los últimos años las noticias sobre fraude y otros delitos patrimoniales  parecen ser más comunes en varias fuentes informativas, y es que se ha convertido en un flagelo que persigue tanto a la iniciativa privada como al sector gobierno. 
El delito contra el patrimonio ataca por igual a cualquier país y empresa, escándalos de la talla de Enron (empresa del sector energético) con sede en Texas en los Estados Unidos, o Parmalat en Italia, o CFE en México. Estos casos, nos parecen lejanos, ajenos a nuestro entorno; ¿pero ha pensado si su empresa se encuentra en riesgo ante algún delito?
Estadísticas actuales refieren que más de un 60% de las empresas de todo tamaño, han sido víctimas de la comisión de algún ilícito que lesiona su patrimonio, con ello su estabilidad financiera y hasta su prestigio. 
La razón del crecimiento de estos delitos se ha dado por varias razones, falta de control interno, mayor complejidad en los negocios, la creciente globalización de los movimientos financieros, mayor uso de tecnologías de internet, falta de conocimiento del negocio y exceso de confianza por parte del empresario; por mencionar algunos.
El empresario actual tiene ante un delito patrimonial una actitud reactiva, que sólo se presenta una vez que el hecho en cuestión se ha evidenciado de manera casi siempre fortuita. Sin embargo la mayoría de estos delitos pueden prevenirse de actuar a tiempo.
La actitud pasiva del empresario generalmente se explica porque  la mayoría piensa que los auditores deben poder detectar los fraudes importantes como parte de sus auditorías normales, a la vez tampoco están de acuerdo en pagar más por estos servicios, o bien por excesiva confianza en sus empleados y sus controles; de cualquier forma, de encontrarse un ilícito, son pocos quienes deciden denunciar penalmente estos crímenes pues igualmente piensan que será costoso en términos monetarios, de tiempo y prestigio y finalmente que desconocen los resultados que arrojará todo esto. 
Sin embargo, siempre es tiempo para actuar, prevenir e imponer controles para evitar que se produzcan estos ilícitos, y la mejor forma de prevenir es conocer más sobre este tema:
Según el origen de los ilícitos estos son Externos o Internos:




Factores Internos: empleados
Factores externos: clientes, proveedores, bancos, gobierno, terceros no vinculados
De acuerdo al tipo de delito que afectan a las empresas tenemos:




En la siguiente parte ofreceremos un perfil sobre el sujeto que se puede encontrar en riesgo de cometer algún delito, o bien que ya lo está llevando a cabo.
Recordemos que la práctica de la auditoría investigativa, en adición a la auditoría financiera, no se encamina exclusivamente a la búsqueda de ilícitos, pues también tiene otras aplicaciones, tales como la rendición de peritajes y procesos tributarios.
Siempre es conveniente estar bien asesorados. En FME CONTADORES PÚBLICOS, podemos brindarle la ayuda necesaria.


contacto@fmecontadores.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario