viernes, 4 de abril de 2014

EMPLEO.- 6 Razones para cambiar de trabajo


Nuestro trabajo nos permite ganarnos la vida y se convierte en una de nuestras principales actividades diarias. En tiempos de crisis es común temer sobre el panorama laboral y buscar seguridad, sin embargo hay momentos en que lo mejor es dejar nuestro trabajo y lanzarnos a buscar algo mejor. ¿Cómo saber cuándo es el momento?
¿Tu trabajo te aburre? ¿tienes mala relación con jefe y colegas? ¿tu sueldo no cubre tus necesidades?, si respondiste sí ¡no corras a la oficina de tu jefe a renunciar!, mejor analiza qué está sucediendo en tu vida laboral y prepárate para encontrar soluciones reales.
Conoce 6 buenas razones para cambiar de empleo y cómo puedes abordarlas para mejorar.
1. No estás avanzando
Una palabra muy común de los empleados para describir cómo se sienten respecto a su empleo es “estancado”. Sucede cuando en tu empresa sientes que no hay hacia dónde ir. No sólo hay escasas posibilidades de un aumento de sueldo o un ascenso, sino que no hay nuevos retos, proyectos y aprendizajes.
Eso sí, es importante que te preguntes si realmente has buscado oportunidades y si has hecho algo significativo por obtenerlas, responde ¿haces un excelente trabajo?, ¿das resultados sobresalientes? ¿te has capacitado para obtener un mejor puesto?. Si has hecho el mismo trabajo por 5 años y no has sido propositivo ni te has diferenciado ¿por qué habrían de ascenderte?
Recuerda que la antigüedad no te hace merecedor de un ascenso, si hay una persona bien capacitada, que demuestra resultados en poco tiempo y tiene actitud, las empresas van a elegirla, así acabe de cumplir 1 año. Si no estás seguro (a) si has dado el 100% tal vez te convenga reconsiderarlo, tomar un curso, aprender una nueva competencia, mejorar tu inglés podrían ser buenas soluciones. 
2. Tus relaciones laborales están dañadas
Poca gente entiende la importancia de cultivar relaciones laborales sanas. ¡Son tan importantes como nuestras relaciones personales!. Un empleado que trabaja 40 horas a la semana pasará en promedio 2080 horas al año en el trabajo conviviendo con sus colegas.
A veces los desacuerdos constantes nos hacen muy difícil restaurar relaciones dañadas, y un clima laboral pesado afecta nuestro desempeño e incluso nuestra salud. Si crees que la relación con jefes y colegas se ha deteriorado demasiado tal vez sea hora de cambiar de aires.
3. Ya no disfrutas lo que haces
Las personas más afortunadas del mundo son aquellas que se ganan la vida haciendo algo que aman, si bien no todos logran disfrutar al máximo su trabajo sí es posible encontrarle un sentido y hacerlo muy bien.
Pero si las condiciones de tu actual empleo han hecho que no logres disfrutar tu actividad, este sentimiento perjudicará tu productividad y tu estado de ánimo en general. Si cada mañana prefieres no despertar para no recordar lo fastidioso que será ir a la oficina, faltas con frecuencia y te sientes infeliz haciendo lo que haces, sin duda es hora de cambiar.
4. Tu trabajo te está enfermando
De acuerdo con estadísticas alrededor de 30% de los mexicanos padecen estrés laboral. Largas jornadas de trabajo, presión para lograr resultados, pocas horas para dormir e irregularidad en tu alimentación podrían detonar malestares físicos o empeorar enfermedades.
Si tu trabajo demanda jornadas excesivas, no puedes tomar tus alimentos de manera regular o te produce mucha tensión, por salud, deberías de considerar otras opciones.
5. Tu vida ha cambiado
A lo largo de nuestra vida hay momentos que demandan un cambio de empleo que se ajuste mejor a nuestras nuevas necesidades. Tal vez eres un profesionista joven que quiere dejar la casa de sus padres y vivir por su cuenta, o acabas de tener un bebé y quieres un trabajo que te permita pasar más tiempo en casa; quizá planeas comprar una casa y tu sueldo actual no te permite costear ese proyecto, hay muchos ejemplos.
Esta es una buena razón para planear un cambio de empleo y analizar tus posibilidades de que tu nueva actividad se adapte mejor a tu estilo de vida.
6. Tu trabajo afecta tu vida personal
También hay empleos que deterioran nuestra vida personal y afectiva, y somos incapaces de notarlo hasta que algo deja de funcionar con la familia, los amigos o la pareja.
Si tu trabajo te aparta de tus seres queridos o incluso de tus hobbies o tus amigos, es necesario valorar si realmente estamos dispuestos a dejar nuestra vida personal en segundo plano.
Antes de abandonar nuestro trabajo actual es importante preguntarnos si no hay manera de solucionar lo que no nos gusta. Tal vez llevas 3 años esperando un aumento de sueldo ¡que jamás has pedido!, o tal vez estás inconforme por que no logras un ascenso a un puesto que demanda el dominio del inglés y sorpresa ¡no das una en el idioma!
Si has tomado acciones sin obtener resultados pensar en dejar tu empleo está bien justificado y es hora de poner manos a la obra, pero también para abandonar un trabajo hay que tener una estrategia, para planear.

FME CONTADORES, ofrece servicios integrales en materia de Recursos Humanos


No hay comentarios:

Publicar un comentario