domingo, 3 de junio de 2012

SAT, embargo de cuentas bancarias

Sucede en ocasiones que cualquier ciudadano, pudiera ser usted, se lleva la desagradable sorpresa de que al hacer un retiro bancario vía electrónica, o bien un proveedor a quien le pagó, le avisa que el cheque que le entregó, ha “rebotado”; es entonces que, intrigado porque sabe que existe saldo suficiente para cubrir los retiros, se apersona ante el ejecutivo de su banco, y este le informa que su cuenta ha sido objeto de embargo y los fondos están congelados.
Varias preguntas surgen en su mente ¿quién es el responsable de esta acción?, ¿por qué? El funcionario se limita a decirle que no tiene más detalle, que es una instrucción del corporativo del banco, en un momento más le dirán que es una instrucción de la Comisión Nacional Bancaria, pero que desconoce el motivo. 
Si su ejecutivo tiene la información y desea proporcionársela, le dirá que el responsable es el SAT, y ahí comienza el calvario.
Cuando se presenta a la oficina del SAT más cercana, después de largo rato de esperar turno, le comentan la razón de que sus cuentas bancarias hayan sido canceladas, con lo que le informan de un crédito fiscal del que se es deudor.
Ya sea porque tiene impuestos a su cargo que no ha pagado, o porque no ha cubierto las multas por declaraciones omitidas de ejercicios anteriores, le informan que tiene que primero cubrirlas, rendir esta información al SAT y posteriormente en un lapso de hasta 30 días se procederá a “descongelar las cuentas”
¿Ya le ha ocurrido esto?, no permita que se lleguen hasta estas consecuencias, pues el SAT, el IMSS y el INFONAVIT tienen todas esas atribuciones.
El Sistema de Administración Tributaria SAT, en su lucha contra la evasión fiscal hace uso indiscriminado de las facultades de embargo de cuentas a contribuyentes, pues en muchos casos la autoridad fiscal va más allá de lo establecido por la ley.
El Jefe del SAT advirtió el 9 de febrero  de 2012, que la política de recaudación se ha endurecido, que se fortalecerá la auditoría y la cobranza así como el envío de cartas control de obligaciones.
El embargo de cuentas bancarias es una facultad que el Congreso otorgó a las autoridades, y lamentablemente se usa de manera indiscriminada, cuando únicamentee debe servir en los casos en que el contribuyente no está localizable, desapareció o no permite que se le verifique.
En varias ocasiones el mismo contribuyente pide que la empresa sea embargada, pero no las cuentas, puesto que el SAT al embargar el negocio nombra a un interventor pero permite que la empresa siga operando. De cualquier forma tampoco se trata de una buena solución.
En FME CONTADORES, podemos ayudarle a buscar la mejor forma de planear sus obligaciones fiscales o bien a resolver de la mejor manera posible sus adeudos ante las autoridades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario