domingo, 27 de julio de 2014

RECURSOS HUMANOS. Las preguntas más comunes en una entrevista de trabajo (8/8) FINAL

¿Tienes alguna duda o pregunta?


Muy a menudo es la última pregunta que plantea el entrevistador. A continuación te guiamos con las preguntas que debes o puedes formular.

8. Prepara tus preguntas
Algunas buenas preguntas demostrarán que has pensado seriamente en unirte a la empresa a la que aplicas. Además, toda buena pregunta esconde detrás un sólido conocimiento de la realidad que se está cuestionando.
Intenta formular preguntas que demuestran tu conocimiento de la empresa o de su sector y que conducen la conversación hacia aquellas áreas en las que te sientas más seguro y con ventaja.
La información que recibas te ayudará a decidir si la empresa y el puesto de trabajo realmente te interesan. La compañía no es la única que selecciona, tú también.
  • Posibles preguntas generales sobre la empresa: 
    • ¿Existe un programa de formación para los empleados?
    • ¿Cuántas personas forman el departamento?
    • ¿Cuáles son las posibilidades de promoción dentro de la empresa?
    • ¿Tiene la empresa planes de expansión?
  • Posibles preguntas generales sobre el puesto de trabajo: 
    • ¿Se trata de un puesto de nueva creación o de un puesto que existía ya en la empresa?
    • ¿Qué espera la empresa de la persona que ocupe el puesto?
    • ¿Cuál sería mi posición dentro de la organización? ¿De quién dependería jerárquicamente o cuántas personas estaría a mi cargo? ¿A quién tendré que reportar?
    • ¿Trabajaría en equipo o de forma autónoma?
    • ¿Cómo ve la evolución del puesto en los 3 próximos años?
También hay que preguntar acerca de los pasos siguientes en el proceso de selección: si nos llamarán tanto si pasamos a la siguiente fase como si nos descartan, en qué plazo deberíamos saber algo...
  • Lo que no se debe preguntar: 
Hay un tema que suele ser tabú en una entrevista de trabajo, sobre todo si el proceso de selección se está iniciando: el sueldo. Únicamente si el entrevistador menciona el tema de la retribución puedes entrar en este tema. De lo contrario, espérate a que te hagan una propuesta en firme en una próxima entrevista antes de negociar el salario. En ningún caso lo preguntes con tanta anticipación o ansiedad.
Este mismo argumento es igual de válido para el tema de vacaciones u horarios.
No intentes saber en ese momento si tienes posibilidades de ser contratado o no.
9. Después de la entrevista de trabajo
Evalúa la impresión general que te ha producido la empresa y el puesto de trabajo ofrecido. ¿Se han cumplido tus expectativas?
Si es así, ahora es el momento de escribir la carta de agradecimiento y esperar a que te llamen. Si eso no ocurre, no te desanimes, tu oportunidad llegará pronto. Lo importante es aprender de cada una de las entrevistas de trabajo y presentarte a la siguiente con más seguridad y mejores argumentos a tu favor.
Evalúa los puntos positivos y negativos del encuentro. ¿Cuáles han sido tus mejores y tus peores respuestas? ¿Has dudado o te has puesto nervioso con algún tema? ¿Cuál ha sido tu actitud? ¿Te has expresado de forma correcta? ¿Has hecho alguna pregunta o comentario inadecuado? Evalúate, y saca el máximo provecho a esa entrevista.

Te sugerimos leer nuestro artículo anterior, pues con esto hemos terminado nuestra serie de 8 artículos relativos a las preguntas más comunes en las entrevistas laborales.

FME CONTADORES PÚBLICOS, ofrece servicios integrales en materia de recursos humanos y en materia de seguridad social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario