lunes, 12 de agosto de 2013

Bienestar Emocional La Nueva Frontera en Recursos Humanos

Contar con una base de empresas y una fuerza de trabajo competitiva y productiva implica incidir en diversos frentes de la dinámica organizacional y del país. Así lo confirma el Maestro. José Adán Ignacio Rubí Salazar, Subsecretario de Inclusión Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, cuando aborda un tema que es preocupación crucial en materia de crecimiento económico y responsabilidad social en las sociedades emergentes. 
“Es del mayor interés del Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto que pongamos en marcha el Programa de Bienestar Emocional y Desarrollo Humano, herramienta que llevará a cabo la detección y canalización de problemáticas relacionadas con esta esfera de los trabajadores, toda vez que tienen un fuerte impacto en la dinámica laboral y en sus resultados”. El Subsecretario de Inclusión Laboral de la STPS señala que se trata de un programa en el que están involucrados expertos de diversas disciplinas, procedentes de organismos internacionales y nacionales. “Tenemos un vínculo muy estrecho con la Organización Internacional del Trabajo, la Organización Mundial de la Salud, el Instituto Nacional de Psiquiatría y con organizaciones sindicales que se están sumando al esfuerzo
La preocupación por los niveles de ausentismo ligados con padecimientos asociados al sedentarismo, la obesidad, la diabetes, las cardiopatías y el estrés, despertaron, hace algunos años, la inquietud en los Ejecutivos y Operadores de Recursos Humanos para identificar las dimensiones del impacto en el desempeño laboral de la fuerza trabajadora. Esto dio paso a una revisión más escrupulosa sobre los indicadores arrojados por las encuestas de satisfacción y clima laboral. Así, emergió en la discusión profesional la importancia del balance de vida y carrera, considerando al colaborador como una entidad social integrada por las esferas física, emocional, intelectual y cognitiva.
 “Es algo perfectamente medible. Un ambiente laboral armónico, caracterizado por el bienestar en donde hay un puente sólido entre el trabajo y la familia, entre la empresa y el hogar, va a generar un espacio propicio para que la productividad laboral incremente”, explica el Subsecretario. El Programa de Bienestar Emocional y Desarrollo Humano, nombre tentativo de este instrumento del Gobierno Federal, podría entrar en operación en los próximos meses y se sumará a las demás herramientas con las que cuenta la STPS en materia de inclusión de grupos vulnerables a la fuerza trabajadora, género, diversidad y capacitación.
“Quienes están a cargo de los Recursos Humanos en las empresas, y sus jefes, van a valorar lo que representa el bienestar emocional en el ámbito laboral”, comenta el Mtro. Rubí Salazar”. Estamos seguros de que reconocerán los beneficios en la medida en que comprueben fehacientemente que contribuye a la productividad y al retorno de inversión social y económico de personas, empresas y de la nación en su conjunto”, concluye. Más que una corriente o una moda, el bienestar y la salud en las empresas es una tendencia global que está cruzando a las principales economías del orbe. 
México se suma de esta manera a las naciones que realizan transformaciones en las que Recursos Humanos juega un papel protagónico y que repercutirán en la democratización de la productividad.
FME CONTADORES, ofrece servicios integrales en materia de Recursos Humanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario