domingo, 20 de marzo de 2016

GENTE DIFÍCIL, identificarla y saber tratarla -2a. parte-

No existe una forma única para tratar con gente difícil, depende del tipo de comportamiento que esta tenga pero existen formas genéricas de abordar el trato con estos individuos y tratar de enfocar a estas personas a adoptar patrones de comportamiento más positivos. 

Primero determine si el comportamiento le afecta en su persona, si es posible evitarla, es mejor, pero si el trato es continuo y muy directo, y además le ocasiona problemas, es hora de tomar estos consejos:

Encárela y retroalimente

La mejor forma es decirle a la persona directamente, en qué forma su comportamiento le afecta a usted. Expresando con claridad lo que desea. Se trata de aislar el tipo de comportamiento que le afecta en lo personal, dejando de lado críticas o valores personales que no estén en el contexto.  Es indispensable ser acertivo, como en las técnicas empleadas en el coaching.

Recurra al tacto y a la diplomacia
Es la herramienta más útil para evitar una confrontación directa. Por ejemplo: enfrentar a una persona negativa, generalmente se comienza aludiendo a sus mejores cualidades para de ahí pasar a una crítica constructiva. Si habla con un “sabelotodo”, es conveniente hacerle ver que “reconoce que es una persona creativa, dinámica y llena de energía y buenas ideas, pero sería conveniente que permitiera a otros expresar sus opiniones sobre el tema”

Reforzar el comportamiento educado y las buenas maneras
Un ejemplo usado con el chismoso: “Como sé que eres muy profesional, te comento que me he enterado por otros en la oficina que has estado hablando de mí a mis espaldas, sabes bien que soy muy tolerante, pero si te pusieras en mi lugar no sería de tu agrado escuchar esos comentarios, te pido abstenerte de ello”

Hacer tratos
Es decir a una solución negociada, si se enfrenta a un empleado que continuamente le solicita favores o permisos, establézcale un trato recíproco.  Si a condición de que se comprometa a realizar tareas que le beneficien a usted. Al principio se enojará, porque le parecerá exagerada la reciprocidad, así es que es importante mantenerse firme y no ceder.

Ayude a que tengan más confianza en sí mismos
En muchas ocasiones los sujetos que son negativos y a todo dicen que no, actúan de esa forma porque no tienen confianza en sí mismos y temen al fracaso. Si usted es el líder o jefe que dirige a estos subalternos, trate de encontrar tareas que fortalezcan su éxito


Un caso especial requiere el bravucón, si tiene dentro de sus subalternos a individuo de este tipo, hágale saber de manera directa que el comportamiento grosero y descortés no tiene cabida en ese lugar de trabajo.

Si usted es víctima de un bravucón, primeramente admita que está abusando de usted, no permita  bajo ningún motivo que se le intimide, esto significa tener confianza en sí mismo. Verifique su propio lenguaje corporal, quizá usted mismo agacha la cabeza, o da señales al otro de sumisión, lo hace ser una víctima potencial. Recurra a una autoridad dentro de la empresa a quien pueda presentar su queja, si es necesario consulte a un abogado. Este mismo caso, suele ser el inicio de otro tipo de acoso, como el acoso sexual, del que ya hablamos en artículos anteriores..

FME BOLSA DE TRABAJO, ofrece consultoría en materia de R.H, seguridad social y publicación de vacantes en línea.


FMEMPLEO EN FACEBOOK


contacto@fmecontadores.com

MSA/l&ds/*.*

No hay comentarios:

Publicar un comentario