jueves, 11 de julio de 2013

CORRUPCIÓN, México y Argentina son líderes









"La corrupción es una Hidra que no termina"


La Hidra de Lerna es el monstruo mitológico de la Grecia Clásica, que al cortar una cabeza daba origen a dos nuevas.

Fotografía de una vasija con la figura de Hércules matando a la Hidra de Lerna, Grecia alrededor del 525 a.C. Colección 'The Getty Villa, Malibu'






Argentina y México son los dos países de América Latina en los que los ciudadanos tienen una mayor percepción de que la corrupción ha ido en aumento. Esto según cifras de Transparencia Internacional (una organización no gubernamental).

En México se sitúan a los partidos políticos en los escaños más altos de la corrupción, y a la par han surgido movilizaciones como El Movimiento Yo soy 132 y en las últimas semanas de junio 2013, las manifestaciones masivas en Brasil.

Igualmente la encuesta revela que 9 de cada diez encuestados han dicho estar dispuestos a actuar contra la corrupción.

¿qué daño ocasiona la corrupción?

Se clasifican en dos tipos los daños: 1.-a la moral y 2.-a la economía

El primero es difícil medir, pues afecta el sentimiento de confianza del individuo hacia la sociedad, hacia su gobierno y a las instituciones. Socava la confianza hacia quien le gobierna y dirige, por lo que atenta contra el desarrollo integral de un país.

La corrupción atenta contra la dignidad de las personas, el orden moral preestablecido y cambia la jerarquía de valores de los individuos. “Si algo es reprobable, pero trae consigo bienestar material, y además es tolerado por la sociedad y no castigado por la justicia, entonces se fomenta su práctica” . Esa es la explicación más sencilla para el alza de criminalidad en el mundo.

Crea en el individuo actitudes compensatorias que le sirvan de mitigación y de ‘justicia personal’ esto motiva: en primera instancia ira, desmotivación, depresión y abandono. Esto a su vez da lugar a que el individuo realice actos de corrupción para ‘subsanar su propia pérdida’ (lo que me hicieron, ahora lo haré) 

El segundo afectado es la economía, pues genera distorsiones en la distribución de la riqueza:

Concentra más poder económico en quien puede ejercer control sobre los individuos.

Incrementa a su vez el empobrecimiento de la sociedad en beneficio de quien ejerce el poder (sea un representante de una institución de gobierno, de una empresa privada o pública, o en general de un individuo que tiene o toma el control de una situación).

Ocasiona pérdidas económicas pues reorienta recursos destinados a actividades productivas y los destina a satisfacer actos innecesarios (fraude, extorsión, compra de permisos, de derechos, de seguridad y protección, entre otros)

Genera empobrecimiento de los gobiernos e instituciones pues fomenta la evasión fiscal y la comisión de prácticas desleales y ventajosas, como si el individuo actuara justicieramente castigando a quien empobrece a la sociedad o se aprovecha de ella. (no pagar impuestos porque los funcionarios públicos hacen mal uso de los recursos, no cubrir las cuotas del seguro social porque no recibo una atención de calidad, obtener créditos y no pagarlos porque los bancos cobran intereses y comisiones exacerbadas, y así sigue la lista de ejemplos)

La corrupción es un fenómeno que ha perseguido al hombre desde que ha aprendido a vivir en sociedad, siempre ha estado presente y lo alienta la naturaleza gregaria y la convivencia humana. No es un fenómeno privativo de un tiempo, de una sociedad o de un sistema político o religioso.

Se dice que el capitalismo y el consumismo son los principales promotores de la corrupción, definitivamente si alienta a la corrupción desde un punto de vista económico, sin embargo las sociedades orientadas a sistemas socialistas o comunistas también sufren en grado extremo la corrupción, pero ahora dentro de la cúpula del gobierno y su mecanismo de intercambio no es únicamente el poder económico, también lo es el control político, los permisos, los controles y la atención gubernamental; sus efectos e información son menos notorios pues no se revelan abiertamente debido al control de los medios de comunicación.

¿cómo se puede acabar con la corrupción?

Solución para este fenómeno no existe, puede mitigarse, pero no a través de campañas gubernamentales, o del castigo de la justicia. La solución proviene de su mismo origen, desde la sociedad y sobretodo de la familia que constituye su base, para que los valores enseñados a los hijos se posterguen y se hereden para futuras generaciones,  las redes sociales, la captura en video y posterior difusión de actos de corrupción  y otros sistemas de comunicación ciudadanos sirven como elementos de denuncia y reprobación, la transparencia inhibe su práctica mediante la exhibición y concientización.

AMS/ma

FME CONTADORES, información siempre útil.




No hay comentarios:

Publicar un comentario