lunes, 25 de enero de 2016

BANCARIZACIÓN EN MÉXICO. Retos para el país (4/4)

Ya en las anteriores entregas hemos plasmado las dificultados que presenta el esquema de medición del grado de inclusión financiera de la población, la situación actual en la que se encuentra el país, con respecto a otras naciones y algunas causas del bajo índice de bancarización.

¿cuáles son los beneficios de incrementar los niveles de inclusión financiera?, ¿qué estrategias pudieran ser empleadas para lograr estos propósitos?

  • Una economía altamente bancarizada, incide positivamente en su crecimiento económico, pero en el mediano y largo plazo.
  • El intercambio de comercial de bienes y servicios a través del sistema financiero reduce la informalidad de la economía y genera mayor recaudación fiscal de manera inmediata (esto es bueno para el SAT).
  • Se abatirían los niveles de corrupción, al menos en efectivo. 
  • Permitiría la transparencia en los operaciones comerciales disminuyendo la posibilidad de actividades ilegales.

Las estrategias son diversas:

  • los bancos podrían ampliar el uso de corresponsales, en poblaciones pequeñas o comunidades lejanas, a manera de acercar los servicios bancarios básicos, puede ser a través de tiendas, farmacias, oficinas postales, telegráficas.
  • eliminar billetes de altas denominaciones $1000 y $500
  • hacer cobros extraordinarios por retiros de dinero en efectivo en ventanilla y/o cajeros automáticos.
  • ampliar el uso de telecomunicaciones para accesibilidad a más servicios entre ellos al sistema financiero mexicano.
  • regular las comisiones y costos bancarios de manera que las instituciones de crédito no puedan fijarlas a libre arbitrio ampliando de esta forma la accesibilidad a la población de menores recursos.
  • regular la tasa de ‘cream-skimming’ de los bancos, de manera que por cada sucursal urbana, las instituciones de crédito estén obligadas a abrir sucursales rurales o por medio de corresponsales y todos los bancos puedan hacer uso del mismo en coubicación.
  • regular los costos de terminales punto de venta, de manera que su cobro por la renta de la terminal sea lo más baja posible, y en casos de marginación uso gratuito.
  • regular a la baja las comisiones por servicios que los intermediarios financieros internaciones (VISA y MASTERCARD) obtienen por medios de pago nacionales.
  • Eliminar restricciones y obstáculos en la apertura de cuentas bancarias, eliminar comisiones por  servicios básicos como son el mantener saldos mínimos o por consulta de estados de cuenta.
  • legislar una adecuada protección al ahorro bancario, de manera que asegure plenamente el patrimonio del público.
  • Sancionar a funcionarios por la regulación deficiente por parte del CNBV, la SHCP y la CONDUSEF a manera de incrementar los índices de confianza en las instituciones.
En general las estrategias deben englobarse en restrictivas y obligatorias para el sistema financiero mexicano, los gobiernos locales, estatales y federal. Y por el lado de la población su política debe ser incluyente, gratuita, que invite al acercamiento a las instituciones financieras. El sistema financiero debe ser considerado un motor de crecimiento del país, pero con políticas que únicamente se orientan a los mercados de mayor poder adquisitivo, este fin social de la inclusión financiera no se logrará en el mediano plazo.

FME CONTADORES, ofrece información de utilidad





MSA/l&ds/*.*

No hay comentarios:

Publicar un comentario