viernes, 29 de enero de 2016

CENTROS CAMBIARIOS vs. MERCADO NEGRO, se le va de las manos a la CNBV

A todo lo largo del territorio mexicano, pero de manera más intensa en las zonas fronterizas, turísticas, de paso de migrantes, zonas portuarias, ya sea en Cancún, Culiacán o Tijuana se da el mercado negro de compra venta de divisas, sobretodo del dólar estadounidense. 

Desde 2008, cuando Ernesto Cordero se desempeñaba al frente de la SHCP en el gobierno de Felipe Calderón, las regulaciones para el mercado cambiario se intensificaron, desde los escándalos de la Casa de Cambio Puebla y Majapara, así como la cancelación de cuentas bancarias de Wachovia. Se impidió a las personas físicas operar como Casas de Cambio, y sólo como Centros Cambiarios, con obligaciones relativas a la identificación de operaciones y a la obtención de datos de los clientes.

Una nueva realidad se presentó para los grupos financieros, las operaciones de compra-venta de divisas, se restringieron de acuerdo al monto, cuantía, y obligaciones diversas en materia de prevención de operaciones con dinero proveniente de actividades ilícitas.

Esto ha creado una dicotomía en el mercado cambiario mexicano, por una parte los entes ‘regulados’ por la CNBV, y por otra un mercado negro más grande y activo, un mercado en donde no hay preguntas, sobre el origen de los recursos, ni identificaciones, ni cuestionarios de ningún tipo. Algunos centros cambiarios realizan dos tipos de transacciones, ‘las reguladas y las libres’ por así decirlo, de acuerdo a la conveniencia. Existe también discriminación de precios de las divisas, que depende del monto de la operación, y de la denominación de la moneda, los billetes de valores más altos tendrán precios más elevados. 

La CNBV, sabe de la existencia de muchos centros de intercambio de divisas que operan en la ilegalidad, pero no se hace nada, primeramente la Comisión se encarga de regular a los supervisados, de prevenir estas operaciones, pero el combate a la compra-venta ilegal de divisas le corresponde a diversas instancias como son la SHCP, por medio de la Procuraduría Fiscal, que a su vez requiere del despliegue y coordinación de varias instancias de la fuerza pública a nivel estatal, federal e incluso del auxilio del ejército.

Mientras se logra la coordinación de tareas, los comerciantes de divisas del mercado negro continuarán sus operaciones de manera rutinaria.

FME CONTADORES PÚBLICOS, ofrece servicios en materia de prevención de operaciones con recursos de procedencia ilícita como lo ordena la CNBV y diversas instituciones bancarias.



contacto@fmecontadores.com

MSA/l&ds/*.*

No hay comentarios:

Publicar un comentario