viernes, 15 de enero de 2016

PLANEACIÓN FISCAL, ni delito ni magia


A menudo los clientes piensan contratar los servicios de un profesional de la contabilidad para pagar el mínimo de impuestos, si es posible no pagar nada. Por otra parte la autoridad recaudatoria ve con malos ojos la creación de estrategias fiscales y tilda a la profesión contable como delincuentes.

Nada menos cierto. Por planeación debemos entender “el proceso de fijar objetivos o metas en una organización y elegir los cursos de acción, ya sean programas, planes, políticas o métodos, convenientes para alcanzarlos”

Por lo que la planeación fiscal será el proceso que tendrá como meta cubrir las obligaciones fiscales apagadas a la ley, contando con el soporte documental necesario y al mismo tiempo optimizar los recursos de la empresa y/o sujeto obligado. 

La planeación fiscal es un traje a la medida para cada cliente, y se basa en el análisis y conocimiento del ente económico, el diagnóstico de la situación pasada, presente y futura del cliente, la evaluación de las mejores alternativas, la implementación de los planes o programas y su seguimiento en el tiempo.

La planeación permitirá pagar lo justo con observancia de la Ley en un marco de transparencia, objetividad y evidencia documental.

FME CONTADORES PÚBLICOS, ofrece servicios integrales en materia de planeación y defensa fiscal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario